Un jubilado decide pasar el resto de su vida en un hotel porque es más barato que una residencia de ancianos

Disfrute de su jubilación a un menor costo. Este es el objetivo de este texano que no ha dejado de utilizar su ingenio para garantizar prestaciones y servicios inmejorables. De 64 años, explica en un post en las redes sociales que ha hecho todos los cálculos necesarios para estancias a precios asequibles y que además le ofrecerían numerosas ventajas. Para una jubilación feliz, Terry Robinson encontró la solución: reservar una habitación en un hotel y, más concretamente, en un Holiday Inn.

El hombre de sesenta años es serio en su actitud. Después de hacer sus cuentas, explicó en Facebook que en lugar de gastar 188 dólares diarios en una residencia de ancianos, sólo pagaría 60 dólares en un establecimiento hotelero, menos de la mitad del coste. ¿Su propina? Combina ofertas de larga estancia y descuentos para personas mayores que incluyen desayuno, o incluso “happy hours”, es decir, horas de aperitivo donde los precios son inferiores a la media. “Para nosotros no hay residencia médica, vamos a reservar una habitación en un Holiday Inn”, reveló en el mensaje publicado en la red social.

Al optar por esta opción, el jubilado tendrá un presupuesto adicional de $128 para otros gastos, incluidos servicios de lavandería y comidas. Además de tener acceso a una habitación de hotel, Terry Robinson podrá aprovechar la piscina, la sala de pesas y la sauna del Holiday Inn. Otra ventaja es que el hombre tendrá a su disposición numerosos productos cotidianos como gel de ducha, champú, pasta de dientes e incluso la maquinilla de afeitar.

Además, su habitación será limpiada periódicamente gracias al servicio del hotel. “Con una propina de cinco dólares al día tendrás todo un equipo dispuesto a ayudarte, que te tratará como a un cliente y no a un paciente”, explicó.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Vida Cotidiana